Encantadora "bodega nido" en los valles de Chile

La bodega Lapostolle Clos Apalta, diseñada por el estudio de arquitectos Amercanda parece un nido de pájaros sobre las laderas de las colinas.

Una encantadora bodega se esconde en el Valle de Colchagua de Chile. Se trata de Lapostolle Clos Apalta, fundada en 1994 por Alexandra Marnier Lapostolle y su esposo Cyril de Bournet. La familia Marnier Lapostolle tiene una gran trayectoria en la elaboración de licores y espirituosas y su bebida estrella es el licor Grand Marnier. La familia también se ha dedicado por generaciones a la elaboración de vinos: primero en Francia con el famoso Chateaux de Sancerre y luego en Chile con Viña Lapostolle.

La bodega diseñada por el estudio de arquitectos Amercanda parece un nido de pájaros sobre las laderas de las colinas que miran a los viñedos. Tiene una estructura de madera, vidrio y acero en seis niveles. Junto con las instalaciones para la cata de vinos, Lapostolle tiene alojamiento para turistas. Sólo cuatro suites ubicadas en la ladera boscosa del valle, proporcionan serenidad y privacidad. Seda natural, cuero y maderas nativas visten los 90 mt cuadrados de las cuatro Suites-Casitas, cada una con terraza privada y jardín. Rodeadas de montañas e impresionantes vistas del viñedo, cada suite tiene una decoración única, inspirada en las cuatro variedades que forman parte de la mezcla de Clos Apalta.

PUBLICIDAD

En esta bodega, la familia ha mantenido el mismo compromiso con la calidad que ha logrado el éxito mundial del Grand Marnier. Su objetivo es tan simple como ambicioso: crear vinos de categoría mundial utilizando la experiencia francesa y los magníficos terroirs de Chile. Además tiene un gran compromiso con las "buenas prácticas ambientales". Sus vinos orgánicos nacen de viñedos que tienen un manejo biodinámico de la producción, trabajan con compost orgánico y hacen reciclaje de residuos sóidos y líquidos de la bodega.

Con 370 hectáreas en tres viñedos distintos producen Sauvignon Blanc, Chardonnay, Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenère y Syrah. Sus vinos se distribuyen en más de 60 países.

 

Te puede interesar
Vinos

Una semana par disfrutar del Malbec en los barrios porteños

Vinos

Espacio Trapiche, sabores que estimulan los sentidos

Vinos

¿Cómo es el MUMM de David Guetta?