La India: tierra ancestral, nuevo destino vitivinícola

Nashik, en el estado de Maharashtra, a unos 160 kilómetros al noreste de Bombay, se ha posicionado como la "Capital del vino de la India" en la última década.

Diez años atrás, si alguien de la India quería catar vinos, hubiera viajado a los principales destinos vinícolas como Italia, Francia o California. Pero ahora viajeros nacionales e internacionales por igual pueden degustar vinos producidos localmente justo a las afueras de las principales ciudades indias.

¿El mejor ejemplo? Nashik, en el estado de Maharashtra, a unos 160 kilómetros al noreste de Bombay, que se ha posicionado como la "Capital del vino de la India" en la última década.

PUBLICIDAD

"Nashik tiene una historia muy rica", dice Rajeev Suresh Samant, CEO de Sula Vineyards. "Se considera que es el lugar donde se batieron los océanos y donde cayó parte del néctar mítico llamado soma (una mezcla intoxicante hecha a partir del extracto de algunas plantas)”. "Eso es muy apropiado, porque hoy Nashik es el centro de la producción de vino de la India".

 Sula Vineyards  El vino insignia de Sula es un Cabernet Sauvignon 2015 colmado de notas de frutas oscuras, especias y tabaco.  (Foto: Tomada de sulawines.com)

 

Recuperando la tradición perdida

Tal vez Nashik sea ancestral, pero la producción de vino es algo bastante nuevo para la región.

Cuando Samant regresó de California a la tierra de su familia en la India en los años de 1990, inmediatamente advirtió la falta de vino local en el país. Ante el potencial de la tierra, una clase media en ascenso y una creciente población, Samant vio una oportunidad.

En 1999, abrió Sula Vineyards, la primera bodega de Nashik.
Nashik siempre fue famoso por sus uvas y, de hecho, la India tenía una tradición vinícola que se remonta a 500 años", explica Samant. "Hubo viñedos en Cachemira y fuera de Hyderabad, luego durante 200 o 300 años, el vino se perdió por completo".

La producción se redujo por varias razones, entre ellas un devastador brote de filoxera en el siglo XIX, un cambio cultural hacia la cerveza bajo el dominio británico (1858-1947) y leyes que prohibían el alcohol establecidas por la Constitución de la India en 1950.


Globalizarse

Después de estudiar los vinos en California, Samant tiene como objetivo producir botellas de estándar internacional utilizando métodos tradicionales.

"Tenemos una sala de temperatura y humedad controladas con más de 1,300 barricas de roble de Shiraz, Rasa Shiraz y Cabernet Sauvignon", dijo a CNN Karan Vasani, el enólogo jefe de Sula.

"El roble y el vino son una pareja ideal. El roble simplemente levanta el vino, lo hace más suave, más rico y más complejo".

Vasani envejece los vinos entre 12 y 18 meses en esos barriles para lograr el efecto deseado. "Realmente no hay un tiempo fijo: el envejecimiento del vino en barril es un poco como la cocción lenta, solo tienes que seguir probando hasta que sepas que está hecho", explica.

El vino insignia de Sula es un Cabernet Sauvignon 2015 colmado de notas de frutas oscuras, especias y tabaco.

"Hacemos cantidades realmente pequeñas... por lo que solo está disponible en la sala de degustación", dice Vasani. "Está lleno de sabor y mucha complejidad, puedes beberlo ahora, por supuesto, pero mejorará con el tiempo".


La compañía también produce vinos blancos populares, como sauvignon blancs, chenin blanc y riesling. Actualmente, Sula exporta vinos a alrededor de 25 países, lo que también ayuda a que se conozcan más los vinos de la India.

En la India el turismo enológico todavía está en pañales. De acuerdo con "India Wine Insider 2017", un estudio realizado por la primera ‘Master of Wine’ de la India, Sonal Holland, actualmente solo hay entre 2 y 3 millones de consumidores de vino en un país de 1,340 millones de personas. Pero eso está cambiando rápidamente.

Hay al menos 30 bodegas salpicadas en la región de Nashik, incluidas productoras galardonadas como York Winery y Soma Vine Village.

Según el informe de Holland, áreas como Delhi, Goa y Bangalore también están experimentando un impulso.

"India está lista para el vino", dice Vasani. "Es algo que los turistas en Francia y en California dan por sentado, los indios apenas lo están aprendiendo y están respondiendo increíblemente bien".
Por el momento, Samant estima que el vino representa menos del 1% de todas las bebidas alcohólicas consumidas en la India. "Pero está creciendo mucho, mucho más rápido que cualquier otra bebida alcohólica", dice. "El vino va a ser una bebida muy relevante en los próximos años".

Fuente CNN

Te puede interesar
Vinos

Gustavo Agostini, el mendocino que hace espumantes en la India

Vinos

Finca Blousson se proyecta al mundo, ahora en manos de Chateau La Coste

Vinos

Catamarca tendrá su primera "Noche del Vino"