Le Parc - Di Paola: Unidos por el origen y el vino

Los dos mendocinos nacieron en Palmira, en el departamento San Martín, al Este de la Ciudad de Mendoza. El maestro Julio Le Parc ahora tendrá su vino, de la autoría del reconocido enólogo Mariano Di Paola.

Mariano Di Paola  ha preparado un vino especial con el nombre del gran maestro del arte cinético y óptico, el mendocino Julio Le Parc.

Julio Le Parc nació en Mendoza en 1928. Artista revolucionario e innovador, contribuyó con sus obras al arte cinético y óptico. Hijo de padre ferroviario, vivió hasta 1942 en la ciudad de Palmira, luego se trasladó a estudiar Bellas Artes a Buenos Aires y desde 1958 reside en París, ciudad donde abandonó los medios tradicionales y clásicos de la pintura para experimentar con resonancias, movimientos rotatorios y giratorios, reflejos, luces y sombras. Fundó escuelas de arte e investigó sobre lo visual, el movimiento y los colores, creando junto a otros vanguardistas argentinos y franceses la nueva tendencia del arte cinético. 

PUBLICIDAD

Por su parte, Mariano Di Paola nació en Palmira y es el director enológico de las bodegas Rutini y La Rural. En 2015 fue elegido por los lectores de la revista inglesa Decanter como uno de los 30 principales winemakers del mundo. Bajo su dirección se crearon algunas de las marcas de vinos argentinos más exitosas de los últimos años, como Trumpeter, y se desarrollaron líneas de vinos de alta gama como Antología y Apartado. En su último reporte sobre la Argentina, el crítico inglés Tim Atkin le otorgó 96 puntos al Antología Merlot LXIV, el mayor puntaje obtenido por un Merlot argentino en toda su historia.

“Estoy feliz por esta semana que se viene y por todo lo que tenemos que hacer con Julio”, explica el enólogo. Y agrega: "Mandamos a diseñar la botella, se llenó el vino. Nosotros presentamos este vino hace un año en Buenos Aires y hoy que él venía acá lo vamos a presentar en Mendoza el sábado”.

Aunque el vino aún no está a la venta, se conoció  que la botella se hizo especialmente para la ocasión. “El vino tuvo que esperar en barricas. Ya lleva más de un año y la idea es que en dos años esté listo”, explicó Di Paola. El vino está elaborado por las mejores uvas de Altamira y Gualtallary, segun reza la etiqueta.

El arte de la etiqueta y de su estuche están inspirados en la obra “Desplazamiento”, producida por el artista a principio de la década del 60, y diseñados por Zemma & Ruiz Moreno.

Según explicó el enólogo, la idea es de Le Parc y el diseño de Santiago Chema. Detallaron que es una botella totalmente espejada, dice Julio Le Parc en la parte principal y atrás tiene toda la historia de los dos nacidos al pie de la cordillera con la firma de los dos. La caja toma distintas formas que es el diseño del estuche interior. “Es muy simpático y lindo. Ya en las redes se está mostrando la botella. El vino es un malbec cosecha 2012, ya que él lo quería así”, confesó Di Paola. 

Te puede interesar
Vinos

Gustavo Agostini, el mendocino que hace espumantes en la India

Vinos

Finca Blousson se proyecta al mundo, ahora en manos de Chateau La Coste

Vinos

Catamarca tendrá su primera "Noche del Vino"