Así es el truco casero para poder conservar el vino abierto por varios días

Existe algunos trucos caseros para conservar el vino una vez abierto. - Ignacio Blanco / Los Andes
Existe algunos trucos caseros para conservar el vino una vez abierto. - Ignacio Blanco / Los Andes

Una vez que abrimos la botella, la bebida puede evolucionar en su contacto con el oxígeno si no se lo resguarda en condiciones ideales.

Más de una vez te puede haber pasado que tenías muchas ganas de abrir una botella de vino para disfrutar de una copa, pero te detuvo la idea de saber que iba a quedar abierta y lo que quedaba se podía echar a perder. Eso ya no es un problema, es que existen algunos trucos caseros que se pueden seguir para poder disfrutar de la bebida sin problemas.

Para muchos es una tradición beber una copa de vino al día, pero la contracara es la evolución que puede tener la botella una vez que la dejamos abierta. Una vez que el líquido entra en contacto con el oxígeno, es probable que pueda perder algunos aromas, ganar otros y cambiar su sabor con el paso del tiempo.

Conforme a la opinión de los expertos, un vino puede conservarse abierto en buenas condiciones entre tres y cinco días, dependiendo de cómo se lo resguarde. Aun así, hay un truco casero que nos va a permitir guardarlo por un periodo de tiempo más largo.

CÓMO CONSERVAR EL VINO UNA VEZ ABIERTO

Para poder preservar la bebida en óptima condiciones, se pueden seguir una serie de consejos muy sencillos:

- Luego de abrir una botella de vino y no consumirla en su totalidad, volver a encorcharlo. Se recomienda cerciorarse de que el corcho esté en la misma dirección que estaba antes y hay que evitar colocar su lado “limpio” en la botella apuntando hacia el vino.

- Llevar la botella de vino que sobró a la heladera, pero no guardarla de manera horizontal. De ese modo se conservará la bebida durante unos cuantos días más y no perderá su sabor.

- La botella de vino debe estar alejada de la luz directa del sol y de las altas temperaturas, por lo que hay que almacenar la bebida en la zona fría y oscura de la heladera.

- No guardar la botella de vino a temperaturas superiores a los 20 grados.

- Cuando se quiera volver a usar la botella de vino, dejarla sobre agua tibia o esperar que vuelva a la temperatura ideal de servicio una hora antes de consumirla.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA