Calentar la copa: cómo se debe hacer y con qué bebida

Calentar las copas es una práctica muy antigua que ha evolucionado con el tiempo. - Imagen Web
Calentar las copas es una práctica muy antigua que ha evolucionado con el tiempo. - Imagen Web

Aunque en la coctelería la mayoría de las recetas recomiendan recipientes bien fríos, existe una en la que la copa debe estar caliente.

Para aquellos que les gusta el buen beber y la coctelería, bien saben que una de las máximas para los bartenders es que las temperaturas son claves y todo tiene que estar bien frío. Pero existe una gran excepción, ya que con una bebida existe la antigua tradición de calentar la copa en la que se sirve. ¿De qué se trata?

Si bien, como sucede con el vino y otras bebidas, cada uno puede tomarlo como quiere, si hablamos del cognac, el brandy o el Jerez, una de las recomendaciones sobre estas bebidas es calentar la copa.

No se recomienda calentar la copa directamente con el fuego. - Gentileza / Unsplash
No se recomienda calentar la copa directamente con el fuego. - Gentileza / Unsplash

Por qué calentar la copa

Aunque los motivos de esta tradición pueden ser varias, existe una justificación química de esta práctica. La recomendación es servirlo en una temperatura promedio entre los 10° y 15°. Es que a partir del calor, el cognac va liberando aromas naturales y otros más volátiles y sutiles.

Pero, a diferencia de lo que se aconsejaba antes en el tiempo, cuando se recomendaba calentar la copa previamente o aumentar la temperatura de la botella exponiendo directamente el recipiente a la llama o un dispositivo que emana calor, lo mejor en estos días es lograr bajar la temperatura a partir del calor corporal que se puede transmitir con el contacto de la copa con la mano.

¿Por qué se contraindica calentar la copa de cognac? Desde el Consejo Regulador del Brandy de Jerez (España) aseguran que esta práctica rompe el equilibrio de la bebida y hace que los componentes aromáticos se descompongan y, en consecuencia, se intensifique la sensación alcohólica.

Calentar la copa ayuda a percibir aromas propios de la bebida. - Gentileza / Unsplash
Calentar la copa ayuda a percibir aromas propios de la bebida. - Gentileza / Unsplash

Cómo conservar una botella de cognac

Como sucede con otras bebidas alcohólicas, una botella cerrada puede conservarse durante un año o más, siempre y cuando se trate de un lugar seco y lejos de la luz del sol, con una temperatura de entre 10° y -15°.

En el caso de que la botella esté abierta, el tiempo disminuye considerablemente, ya que las cualidades pueden verse afectadas por el oxígeno que puede ingresar a la botella. Así, se puede guardar entre tres y seis meses.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos