La receta y origen del café irlandés, uno de los cócteles más populares

Café irlandés
Café irlandés

Nació en un aeropuerto y se extendió por el mundo de la mano de un prestigioso bar norteamericano. La historia del cóctel que se celebra este martes.

El Café Irlandés es un cóctel nacido en el Reino Unido que adquirió fama internacional durante el siglo XX. Tiene una exquisita combinación de whisky -preferentemente de Irlanda-, azúcar, café y crema de leche.

Es un cóctel preferentemente caliente que si bien tiene su formato frío, está asociado a las bajas temperaturas del invierno en la Europa anglosajona y Estados Unidos.

El calendario estadounidense de celebraciones de la coctelería fijó cada 25 de enero como el día nacional de este cóctel. La fecha fue considerada finalmente en todo el mundo y sirve como buena excusa para hablar de sus orígenes, su receta y por qué no, prepararlo en casa.

Café Irlandés
Café Irlandés

Origen

Según la versión más difundida, la receta mundialmente conocida se creó en la década del 50 en Irlanda de la mano de un cocinero aeroportuario llamado Joe Sheridan.

Según la crónica que trascendió, el vuelo de la aerolínea Pan American se había retrasado en el aeropuerto de Shannon y su cocinero, Sheridan, para contrarrestar el insoportable frío que aquejaba a los pasajeros decidió incorporar el destilado en el café que servía.

Fue el primer registro de la combinación de estos ingredientes. Al notar algo raro, los pasajeros preguntaron si ese café era brasilero -un excelente productor de café en el mundo para la época y en la actualidad-. La respuesta fue creativa por parte del cocinero: es un café irlandés. De allí su nombre.

Ese día, uno de los que bebió el café fue el escritor ganador de un Pullitzer Stanton Delaplane. Él fue el responsable de -al menos intentar- introducir la receta en los Estados Unidos, de la mano del empresario dueño del San Francisco Buena Vista Bar, Jack Koeppler.

Años después, Deleplane fallecería y sería el propio Koeppler quien le propondría a Sheridan instalarse en Estados Unidos para producir su trago más famoso. El tiempo lo convirtió en un éxito. Al día de hoy, el bar vende unos 1.000 cafés irlandeses por día.

El periodista de viajes Stanton Delaplane. (Foto: Joe Rosenthal)
El periodista de viajes Stanton Delaplane. (Foto: Joe Rosenthal)

Receta

La preparación implica un paso a paso. En un vaso común, o para hacerlo más distintivo, en una taza de café; se le vierte agua hirviendo y luego el café o la mezcla ya preparada. Si es suave, mejor.

A eso se le agrega el azúcar o se incorpora previamente. Luego se vierte el whisky -una ración no muy contundente-. Se revuelve. Finalmente hay que incorporar la crema previamente batida. En este paso es importante hacerlo sobre una cuchara para que la crema no intervenga la mezcla y quede en la superficie. Este video muestra la preparación del actual bartender del reconocido bar.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA