Un estudio comprobó que el consumo de vino genera menor grasa abdominal

El consumo moderado de vino tinto puede hasta ser un protector de la grasa abdominal. -  Ignacio Blanco / Los Andes
El consumo moderado de vino tinto puede hasta ser un protector de la grasa abdominal. - Ignacio Blanco / Los Andes

La investigación científica realizada en Reino Unido trajo una gran noticia para los amantes de esta bebida, ya que incluso podría tener un efecto protector ante este tipo de grasa.

Los amantes del vino pueden sumar un nuevo motivo para beberlo a su lista. Un estudio científico publicado por la revista internacional Obesity Science & Practice comprobó que el consumo moderado está correlacionado con un menor tejido adiposo visceral, es decir, la grasa localizada en la región profunda del abdomen, si se lo compara con otras bebidas.

La investigación realizada por Biobanco del Reino Unido hizo foco en la relación entre el alcohol y la obesidad a partir de la selección de los datos de referencia de referencia de 1.869 personas, de entre 40 y 80 años, de toda la nación británica. Así se suma un nuevo beneficio del consumo moderado de vino para la salud.

Una de las conclusiones del estudio es que no todas las bebidas están relacionadas con un elevado nivel de grasa en la zona del abdomen. En este sentido, diferencian al vino de otros alcoholes, ya que su consumo moderado no evidencia una asociación directa con esta grasa dañina. Incluso, para más beneficios de la bebida nacional podría tener un efecto protector frente a ella, dependiendo el tipo de vino que se consume.

El vino tinto tiene importantes beneficios para la salud. - Ignacio Blanco / Los Andes
El vino tinto tiene importantes beneficios para la salud. - Ignacio Blanco / Los Andes

Qué dice el estudio

Obesity Science & Practice es una revista internacional que publica los últimos artículos de investigación científica y médica para combatir la epidemia global de la obesidad. El estudio fue publicado con su título original en inglés: Beer, wine, and spirits differentially influence body composition in older white adults a United Kingdom Biobank study.

Este trabajo fue del tipo observacional transversal y fue realizado por un equipo de investigación internacional y coordinado por Brittany Larsen, profesora asociada de neurociencia en la Universidad Estatal de Iowa. En conclusión, Larsen y su equipo demostraron que consumir vino tinto podría no conducir a la misma acumulación dañina de grasa que otras bebidas. De hecho, los investigadores lo relacionan con índices más bajos y cierta protección frente a la misma.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos