Wine hangover: cómo disfrutar de un buen vino y evitar la resaca

Los vinos tintos pueden ser más amigables con el organismo y sirven para evitar las resacas.
Los vinos tintos pueden ser más amigables con el organismo y sirven para evitar las resacas.

El especialista en vinos Gus Clemens publicó una serie de recomendaciones para que las fiestas de verano no dejen más que buenos recuerdos al día siguiente.

Las vísperas de Año Nuevo son conocidas como las noches para los “bebedores amateur”, porque incluso los que normalmente no beben, consumen alcohol por las fiestas, y pueden sentirse algo extraños al dia siguiente. Esos días ya pasaron, pero el verano llega con eventos al atardecer (Sunset), casamientos que se reprogramaron para estos días, y otras fiestas en las que la bebida nacional estará presente, y para quienes quieren disfrutarla, y no sufrir las consecuencias al día siguiente, existen algunos consejos a tener en cuenta.

El especialista en vinos Gus Clemens, publicó un artículo denominado “Wine Hangover”, con consejos para evitar la resaca:

  • Tomar un antistamínico que no produzca somnolencia. La histamina puede contribuir a la resaca.
  • Beber vinos de baja graduación alcohólica (menos de 13% podría ser una buena recomendación).
  • Beber acompañado de comidas, preferiblemente con el estómago lleno.
  • Comprar buenos vinos. “Los vinos de gama baja y los vinos aromatizados tienden a tener más aditivos de vino y, a menudo, más azúcar. Los aditivos y el azúcar son los villanos de la resaca del vino”.
  • Combinar cada copa de vino con un vaso de agua. La baja hidratación es una de las principales causas de la resca.
  • Evita mezclar vinos con otros alcoholes, particularmente con los de alta graduación.
  • Evita beber al menos dos horas antes de dormir.
  • Beber vino blanco con menos alcohol o tinto menos tánico. Sorprendentemente para muchos, el vino tinto tiende a producir menos resaca. El acetaldehído químico es un subproducto que su cuerpo produce al metabolizar el etanol y es la principal causa de las resacas. El vino tinto tiene los niveles más bajos de acetaldehído entre los vinos. El jerez, el brandy y algunos vinos dulces tienen los más altos.
  • Beber con moderación, “el método más obvio, pero el más facil de olvidar, en medio de los placeres de la noche”.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos