Tres cócteles con gin para demostrar que no todo es Gin Tonic

A pesar de que el Gin Tonic es el cóctel más en auge, hay otras recetas para disfrutar del popular destilado. -Archivo.
A pesar de que el Gin Tonic es el cóctel más en auge, hay otras recetas para disfrutar del popular destilado. -Archivo.

El cóctel más famoso está creciendo y hoy es reconocido como el más pedido de los bares. Sin embargo, el destilado se adapta a otras recetas y algunas ya tienen ganado un prestigio. Cómo prepararlas fácilmente.

El destilado del momento en Argentina es el gin y eso en gran parte es gracias a la trascendencia de su cóctel emblema, el Gin Tonic. Desde hace un tiempo proliferan etiquetas argentinas para el famoso destilado y cada vez cobran más relevancia internacional, gracias a los premios y las competiciones.

De hecho, algunos especialistas aseguran que el fenómeno puede durar algunos años más. Tanto el predominio del Gin como destilado como del Gin Tonic como cóctel. Solo es necesario ver cómo crece el mercado tanto de la bebida como el de los botánicos.

Sin embargo, este protagonismo del Gin Tonic puede ponerse en pausa para atender a una gran cantidad de recetas que utilizan el destilado. Algunas de mucho renombre y otras menos conocidas. En esta nota te mostramos algunas opciones.

El Gin Tonic es el cóctel más popular y tiene muchos formatos. -Archivo
El Gin Tonic es el cóctel más popular y tiene muchos formatos. -Archivo

Tom Collins

Probablemente la receta más conocida a nivel mundial de las opciones con gin o ginebra. Es una bebida refrescante que se fue transformando en un clásico de la coctelería. Su virtud es que puede ser una buena opción en muchas circunstancias, como un bar o una tarde de calor.

Este cóctel se elabora preferentemente en un vaso de Collins. El paso a paso incluye agregar hielo, luego una onza y media de gin, una onza de jugo de limón, media de almíbar, y revolver. Finalmente se le agrega soda o agua con gas hasta completar la copa. La decoración casi siempre incluye una rodaja de limón.

Un gin que puede funcionar bien con este trago es Wolfram, un gin del tipo London Dry único, que tiene como botánicos el enebro, coriandro, almendra, lima, limón lirio, angélica, nuez moscada, anís, canela y cardamomo. Lo que hará más aromático el Tom Collins.

Orange Gin o Gin and Orange

Como el nombre lo indica, aquí nuestro protagonista está acompañado por naranjas para consolidar la opción frutada. La preparación no reviste de mayores complicaciones. En un vaso con abundante hielo se debe servir el jugo de naranja -si está recientemente exprimido es mejor- y la mitad del contenido del jugo en ginebra. Podemos decorar con una rodaja de naranja.

French 75

El gin definitivamente se lleva bien con las burbujas. Cuando no es el agua tónica ni la soda, un espumante entra en escena para que nazca uno de los mejores cócteles para brindar: el French 75. La bebida fue creada en 1915 en el New York Bar de París. Se cree que su nombre deriva de una frase del creador del cóctel, Harry MacElhone, quien aseguraba que la receta tenía tanta fuerza que era como si te bombardeara un cañón francés de 75 mm.

Para llevarla a cabo, es preferible la copa tipo flauta (la de los espumantes). Allí se vierte una mitad de espumante, gin, jugo de limón y almíbar. La decoración es con piel de limón. Se puede agregar caramelo.

El cóctel French 75.
El cóctel French 75.

Para cerrar, como bonus track, el bartender mendocino Rodrigo Tejada, especialista en gin, tiene un cóctel predominante llamado Gin Morris, un trago a base del destilado pero que tiene su sello, que se refleja en su nombre -en homenaje al bar en el que trabaja-. Los ingredientes los enumera el propio Rodrigo en este video:

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos