Cosecha 2022: pese a las inclemencias climáticas ya se ve muy buena calidad

La calidad de la cosecha 2022 genera buenas expectativas entre los enólogos. - Ignacio Blanco / Los Andes
La calidad de la cosecha 2022 genera buenas expectativas entre los enólogos. - Ignacio Blanco / Los Andes

Cuando todavía falta parte de la cosecha de las blancas y todo de las variedades tintas, los enólogos analizaron la situación. Optimismo en lo cualitativo y una merma en lo cuantitativo para esta añada.

Desde hace varias semanas ya se está desarrollando en Argentina una nueva cosecha. Con la mayoría de las blancas y variedades de ciclo corto cosechadas y las tintas completando a maduración, todo parece indicar que la calidad será el valor distintivo de esta añada, ante un pronóstico cuantitativo a la baja, de tal modo que se espera la segunda menos productiva de los últimos 50 años.

Así lo entienden los enólogos consultados por Los Andes, que aseguraron que las inclemencias climáticas de las últimas semanas no han afectado la calidad ni la maduración de las uvas en la primera zona o el Valle de Uco, aunque algunos ven con preocupación lo sucedido en la zona Este, donde muchas fincas perdieron el 100% de lo cultivado luego de la tormenta de granizo del pasado 23 de febrero.

En algunas fincas del Este las pérdidas fueron del 100%. - Orlando Pelichotti / Los Andes
En algunas fincas del Este las pérdidas fueron del 100%. - Orlando Pelichotti / Los Andes

Calidad en las uvas que ilusiona

Alejandro Vigil, enólogo de Catena Zapata y Bodega Aleanna, comentó que la cosecha venía atrasada, pero previo a las lluvias de los últimos días, todo se aceleró y así lograron cosechar todo el pinot noir y parte del chardonnay. “En la calidad, las bases de los vinos pinot noir y chardonnay que tenemos hasta el momento son excelentes. Es un gran año en lo cualitativo, vamos a ver en lo cuantitativo. Un tema que tenemos es que hay un buen rendimiento en Valle de Uco y muy malo en la zona Este”, sostuvo con cierta preocupación.

Sobre el atraso de las blancas coincidió Adrián Toledo, enólogo de las bodegas Colosso Wines y Sottano. “Las lluvias intensas de las últimas semanas pararon la cosecha en varios lugares. Sacando eso, los procesos de maduración venían atrasados y está costando un poco la producción de azúcares, pero tienen una buena acidez natural. Vemos un buen balance de estos aspectos, al menos en los blancos”, dijo. En su caso, ya han cosechado chardonnay y pinot noir para base de espumantes y han notado perfiles muy aromáticos, frutados y con buena frescura.

Alejandro Sejanovich, enólogo de Manos Negras, sostuvo que en su caso también han cosechado las bases de espumantes de chardonnay y pinot noir. “Estamos muy contentos con la calidad, hay mucha expresión de fruta y son unas bases muy ricas. También estos varietales los tenemos cosechados para vinos tranquilos.Además, estamos fermentando nuestro rosado de pinot noir, que viene con características espectaculares. Los pinot noir, están presentando mucho color, como pasó el año pasado”, describió.

Germán Di Césare, jefe de Enología de Trivento, manifestó: “Comenzamos la cosecha a fines de enero y ya hemos levantado cerca del 75% de la uva blanca, destinadas a base de espumante y blancos, y el Malbec necesario para la elaboración de rosados y por supuesto nuestro White Malbec. La calidad y la sanidad con la que ha ingresado la uva a la bodega realmente es excelente. Los granos tienen el grado de madurez acorde para los vinos que hemos pensado, es decir frutados, con alcoholes súper moderados –no mayor a 12°-, con buena frescura y acidez natural”.

Los enólogos coinciden en que la calidad de lo cosechado hasta el momento es muy buena. - Ignacio Blanco / Los Andes
Los enólogos coinciden en que la calidad de lo cosechado hasta el momento es muy buena. - Ignacio Blanco / Los Andes

Qué esperar en las tintas

Respecto a lo que todavía queda en las plantas, algo de las blancas y casi la totalidad de las uvas tintas, Walter Bressia, enólogo y propietario de Bressia Casa de Vinos, expresó que la expectativa es que la cosecha sea muy buena, como lo han venido siendo las de los últimos años. “Hay buena sanidad en los malbecs, los cabernets y las uvas tintas en general. La madurez viene acorde a la época, así que creo que estamos frente a un buen año”, detalló y ponderó la calidad de lo obtenido hasta el momento.

En tanto, el célebre autor de los vinos El Enemigo consideró que hay que evaluar después de estos días con intensas lluvias cómo sigue, pero que se espera un buen tiempo que les permitirá desarrollar la cosecha con normalidad. “Tendremos que ver al finalizar la temporada cómo será realmente. Hay que evaluar qué sucede en los próximos días con lo que queda en las plantas, pero, dado que es un año frío, podríamos prever una gran cosecha. Hay que ver si llegamos a buen término, porque está comenzando”, opinó con un poco de cautela.

Para Alejandro Sejanovich, las tintas “van a venir con muchísimo color y con mucho potencial aromático. A pesar de todas las lluvias, creo que estamos teniendo y vamos a tener excelente calidad”, puntualizó. “Tuvimos tres días de muchas lluvias que sin dudas en viñedos de suelos más arcillosos y profundos va a ser un problema, pero en la mayoría de los suelos de Valle de Uco, con viñas de buena calidad, que no tienen exceso de producción, se van a secar y seguir madurando sin problemas”, estimó.

Germán Di Cesare comentó que hasta el momento es muy poco lo que ha ingresado a la bodega, pero la sanidad es muy buena, presenta buen color y una pulpa con buena acidez y frescura. “Habrá que esperar hasta el momento de la cosecha si el clima acompaña”, vaticinó.

Victoria Prandina, enóloga de Bodega Vinorum, dijo que por su parte comenzarán con la cosecha de las tintas del viñedo que tienen en Perdriel a mediados de marzo. “Si el tiempo nos acompaña, arrancaremos con el syrah y tannat, después los malbec, cabernet sauvignon y cabernet franc”, destacó. “Con respecto a la humedad se han tomado medidas sanitarias como deshojes anticipados con el fin de mantener un canal de ventilación dentro de la planta y una buena exposición solar. Esperamos tener una cosecha con excelente calidad y rendimientos moderados”, sumó Prandina.

Desde Colosso Wines, su enólogo argumentó: “En las tintas seguimos con una maduración normal y sin problemas sanitarios. Vemos que todo promete para una buena cosecha. Si bien todavía hay pronóstico de algunas lluvias, luego van a cesar y, si esto ocurre, vamos a poder empezar a cosechar sin problemas”.

Todavía quedan la gran mayoría de las tintas por cosechar. - Ignacio Blanco / Los Andes
Todavía quedan la gran mayoría de las tintas por cosechar. - Ignacio Blanco / Los Andes

Un pronóstico que parece cumplirse

Desde la visión de Walter Bressia, lo que han podido observar en los viñedos coincide con el pronóstico del INV sobre la disminución en la producción de 19.449.000 quintales. “Siempre decimos lo mismo, pero hasta que no terminemos de cosechar no vamos a poder decir cuánto, pero es cierto que hay menos uva. Existen zonas que aumentaron su productividad, pero otras bajaron. Las heladas son el factor que más ha incidido en esto”, detalló.

Siguiendo esta línea, Adrián Toledo aseguró: “hay una disminución en la cantidad. Seguramente la uva blanca estuvo afectada por la helada tardía de 2021, lo que se refleja en rendimientos muy bajos. Quizás esto no es tan bueno para la producción, pero podemos encontrar mejor calidad.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos