Mimosa, el aperitivo de la realeza que se puede preparar fácilmente en casa

La mimosa se sirve como aperitivo previo a la cena o en los brunch. -Archivo
La mimosa se sirve como aperitivo previo a la cena o en los brunch. -Archivo

El cóctel nació en Europa y se convirtió en un clásico. Este 16 de Mayo se celebra su día y por eso te contamos su origen, receta y variaciones.

Espumante, jugo de naranja y a servir. Esta sencilla receta se convirtió en uno de los tragos preferidos en Europa, popular entre la nobleza y partícipe necesario de las reuniones de domingo.

Estamos hablando de la Mimosa, una receta que se inventó en la década del 20′ y pasó a ser uno de los clásicos de la coctelería a nivel mundial por su simpleza y refrescante sabor.  El mundo de la gastronomía reservó este 16 de Mayo para conmemorar esta receta que circula por los bares en el mundo.

El cóctel Mimosa se sirve de un espumante y jugo de naranja. -Archivo.
El cóctel Mimosa se sirve de un espumante y jugo de naranja. -Archivo.

Origen

Como tantos otros cócteles, la Mimosa tiene una fecha y lugar de invención disputado. La teoría más difundida indica que su nacimiento se produjo en el año 1925 en el seno del Hotel Ritz de París, dentro del bar Hemingway. Allí se habría creado la receta original tal y como la conocemos hoy. En los 2000, el bartender Colin Peter Field recopiló todos los cócteles ofrecidos en el Ritz y pudo determinar que recién en 1933, un bartender llamado Frank Meier, incluyó la Mimosa en su recetario. La fecha es incierta.

Otros le adjudican su creación al Buck’s Club de Londres, que años atrás habría preparado una receta que incluía jugo de naranja, champagne y vino blanco; muy similar a la Mimosa. Este cóctel sería llamado Buck’s Fizz.

Lo cierto es que hay documentación anterior que reconoce la existencia de mezclas entre vinos espumosos como el champagne en Francia o los cavas españoles, con jugos de fruta.

Hotel Ritz de París, donde se cree que nació la Mimosa. (AP/Michel Euler).
Hotel Ritz de París, donde se cree que nació la Mimosa. (AP/Michel Euler).

Más allá de su origen, esta receta terminó por popularizarse con el correr de las décadas de la mano del brunch inglés, ese banquete que se sirve entre el desayuno y el almuerzo, tradicional en el Reino Unido. También es un aperitivo perfecto para la previa de la cena. Su fama creció como la del champagne.

Algunas personas aseguran que el primer nombre con el que se lo conoció fue Champagne Orange, pero finalmente fue cambiado al nombre actual, que es en honor a las famosas flores homónimas y del mismo color del cóctel.

La flor Mimosa. -Imagen web
La flor Mimosa. -Imagen web

Preparación y variantes

Como dijimos, la receta es sencilla. Sin embargo, tiene algunos trucos. El primero es servir la misma cantidad de jugo de naranja que de espumante. Se debe incluir primero el vino y luego el jugo, para finalizar decorando con una rodaja de naranja. No debe revolverse, para no desprender el gas. No lleva hielo y preferentemente se sirve en una copa champañera.

Con el correr de los años, algunos bartenders se fueron animando a introducir modificaciones a la receta original, lo que abrió el debate acerca de si estas variaciones pueden llamarse Mimosa.

Una de las más famosas es la Mimosa de Tequila, que agrega ese destilado y otros jugos.  El resto, la mayoría; sustituye el tipo de jugo ya sea por limonada, jugo de ananá, sidra de manzana, sandía, licor de naranja y la reconocida Mimosa de Sangría, que incluye otros trozos de fruta.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos