Semana del Bonarda: en números, la importancia de la uva para Argentina

Argentina celebra la semana de la uva Bonarda. Su plantación, producción y consumo en números.
Argentina celebra la semana de la uva Bonarda. Su plantación, producción y consumo en números.

Siete datos sobre la uva que celebra su semana y que tiene una relevancia en la vitivinicultura argentina, que puede medirse desde su participación en la producción de uva, consumo, exportación, etc.

Desde el lunes pasado y hasta el domingo, Argentina celebra una semana en homenaje a la segunda uva tinta más del país, la Bonarda. Esta cepa estrechamente identificada con la zona Este de Mendoza tiene presencia en la mayoría de las provincias vitivinícolas y es tan noble que se ha utilizado tanto para vinos regulares como para varietales de corte o monovarietales.

Sin dudas, es una de las uvas que merece un reconocimiento de tal magnitud. La iniciativa fue instaurada por el Fondo Vitivinícola de Mendoza y es el segundo año consecutivo en que se celebra.

Para conocer más sobre esta uva y su importancia para la vitivinicultura local, con siete días de festejos, te dejamos siete datos sobre el origen, su producción de uva y vinos, su comercialización y consumo.

¿Italiana o francesa?

Se creía que esta uva tendría su origen en Italia en la región noroeste de Piamonte donde se encuentra Turín. Hay registros que datan de 3.000 años atrás. También se creía que su estrellato llegó cuando una descendencia de esa uva se diseminó por la región francesa de Saboya, en el Este de Francia.

En ese país se la conocía como douce noir (dulce negra). Mientras que en Italia se conocía a una uva similar con el nombre de dolcetto nero (misma traducción). Sin embargo, estudios posteriores descartaron su relación y algunos ampelógrafos sostienen que la uva Bonarda que llegó Argentina es precisamente la originada en Francia. La que llegó a Estados Unidos también.

Se cree que esta variedad llega a nuestro país a través de las corrientes inmigratorias de fines del siglo XIX. Su cultivo inició en la región de Cuyo.

Ejemplos de vinos Bonarda.
Ejemplos de vinos Bonarda.

Despliegue en Argentina

Tras su llegada, la Bonarda fue creciendo en dimensión y se convirtió en una uva de referencia para los vinos argentinos, Hoy es la segunda variedad de uva tinta que más se cultiva después del Malbec y la tercera en total detrás de la rosada Cereza.

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) del 2020, con 18.153 hectáreas cultivadas (8,5% del total de vid del país), el varietal está presente en la mayoría de las provincias vitivinícolas de la Argentina.

Con unas 15.162 hectáreas (83,5%), Mendoza tiene la mayor cantidad de viñedos; seguida por San Juan, con 2.210 hectáreas (12,2%); y el resto de las provincias, con 781 hectáreas (4,3%). El 53% de lo sembrado en Mendoza se encuentra en la zona Este de la provincia.

Producción de uvas

Como podía esperarse, al ser la tercer uva más sembrada y por ser particularmente resistente, esta uva también se sube al podio de las que más toneladas de cosecha genera. En producción, con 2.123.369 quintales, la Bonarda representó 10,3% de la cosecha total en la vendimia 2020, sólo por detrás de las mismas cepas: Malbec y Cereza.

La uva Bonarda es la tercera variedad más sembrada en el país.
La uva Bonarda es la tercera variedad más sembrada en el país.

Producción de vinos

Asimismo, los vinos de Bonarda también se producen en cantidad, ya que en 2020, entre los 5.071.538 hectolitros de vinos comercializados, 4,9% correspondió a Bonarda (16,6 millones de litros en corte con alguna otra variedad y 7,9 millones de vino como varietal puro), con incrementos significativos en las ventas en los últimos años.

Tipo de vino

Como dijimos, debido a su alto rendimiento por hectárea y excelente aporte de color, esta variedad fue utilizada durante mucho tiempo como base para vinos tintos comunes, regulares.

Cuando estudios enológicos fueron poniendo el foco en su potencial, comenzó a utilizarse para desarrollar vinos varietales. Mayoritariamente de corte porque es una uva con mucha capacidad para mejorar al Malbec.

Para eso fue necesario disminuir el rendimiento por planta en una uva que se distingue precisamente por eso y por su capacidad de aportar color.

Los vinos de corte como el Bonarda-Malbec-Syrah son muy consumidos en el mercado interno.
Los vinos de corte como el Bonarda-Malbec-Syrah son muy consumidos en el mercado interno.

Consumo

En el año de referencia para este estudio de la cepa (2020) se comercializaron 24,6 millones de litros de vino que incluyen Bonarda, ya sea como varietal puro (7,9 millones) o en cortes (16,6 millones).

Si consideramos que el total de vinos varietales vendidos en el país fue de 507 millones, las ventas con presencia de Bonarda representaron el 4,9% de ese total.

El formato en el que más se vende es puro, pero le sigue el corte más conocido: bivarietal con la uva Syrah. El Bonarda-Syrah representó el 2,9% del total de las ventas de vino del año pasado. Malbec-Bonarda el 9,5%, Bonarda-Malbec (con mayoría de Bonarda) el 0,6% y la combinación de los tres el 0,3%.

En el año 2020, el 23% de los vinos varietales se exportó y el 77% se comercializó en el mercado interno. Esto anticipa el último dato.

Exportación

Según el Observatorio Vitivinícola Argentino, en el año 2021 se exportó un total de 5.342.917 millones de litros, lo que representó un 1,6% del total de las exportaciones en el año en volumen.

En cuanto al valor en dólares, ingresaron 9.357.792, un 1,1% del total del dinero que ingresó por las exportaciones en este segmento de vinos.

El principal destino de los vinos varietales fueron Irlanda, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Colombia, Alemania, Paraguay y Suiza.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos