Walter Bressia: “Mis vinos se caracterizan por la redondez y la elegancia”

Walter Bressia habló de sus vinos, la DOC de Luján de Cuyo, los vinos de guarda del país y más. - Orlando Pelichotti / Los Andes
Walter Bressia habló de sus vinos, la DOC de Luján de Cuyo, los vinos de guarda del país y más. - Orlando Pelichotti / Los Andes

El reconocido enólogo participó del tercer episodio de “Un vino con Guarda”, un podcast de Diario Los Andes y Guarda14.

El tercer episodio de “Un vino con Guarda”, un podcast de Diario Los Andes y Guarda14, estuvo protagonizado por uno de los máximos referentes de la enología moderna de Argentina, Walter Bressia. Con un amplio recorrido por la industria vitivinícola, desde hace 20 años es propietario de Bressia Casa de Vinos, donde trabaja en familia junto a su esposa y sus cuatro hijos.

El referente de la industria vitivinícola charló con Soledad González, periodista de Diario Los Andes, acerca de todo el trabajo que vienen haciendo desde hace casi 30 años con la Denominación de Origen Controlada Luján de Cuyo, la historia de su primer vino DOC, el Malbec Santa Isabel 1991, también el primero de todo el continente que salió al mercado en 1993 y cómo deben ser todos estos vinos para poder pertenecer a la DOC Luján de Cuyo.

El enólogo con más de 40 años de trayectoria contó cuáles son los secretos a la ahora de vinificar: “Mis vinos se caracterizan por la redondez y la elegancia. Busco que la madera no sobre pase al vino y esté equilibrada con la fruta propia de la uva. Que sea un vino que te llame a tomarte otra copa”, aseguró. “He aprendido que el vino no necesariamente tiene que ser tánico, astringente y muy concentrado para que puede soportar una guarda”, agregó.

Walter Bressia fue el protagonista del tercer episodio de "Un vino con Guarda".
Walter Bressia fue el protagonista del tercer episodio de "Un vino con Guarda".

Otro de los temas de los que habló fue la posibilidad de que Argentina pueda lograr vinos con potencial de guarda de 40 o 50 años, como se ve en Europa, y su selecto grupo “Clos de los 8″, compartido con otros referentes como Roberto de la Mota, Mariano di Paola, José “Pepe” Galante, Jorge Riccitelli, Silvio Alberto, Hervé Birnie-Scott, José Spisso, Daniel Pi y Marcelo Pelleritti.

“Se piensa que por ahí somos muy nuevos en la elaboración de vinos, sobre todo pensando para la guarda. Sin embargo, desde hace más de 20 años estamos haciendo vinos con otro concepto y que al día de hoy están espectaculares. Creo que Argentina ha alcanzado ese nivel en los vinos de alta gama”, opinó al respecto.

También, Bressia habló de cuál es el varietal que se viene después del Malbec. Aunque destacó que “hay Malbec para rato”, ponderó el potencial que tienen los Cabernet (Sauvignon y Franc) argentinos. “Puede ser un vino que puede seguir el camino que ha hecho el Malbec, pero ahí hay más competencia. Yo quisiera que ese camino lo haga el Cabernet Franc”, sostuvo. “Creo que el Cabernet Franc puede ser un digno exponente”, añadió.

Por último, detalló la historia de Saro, uno de sus últimos vinos, elaborado en homenaje a su padre, Rosario Bressia, junto con sus hijos, quienes estuvieron a cargo de todos los detalles del proceso.

Escuchá el podcast completo aquí o en el perfil de Spotify de Los Andes.

Su vino por los 20 años de Bressia Casa de Vinos

Además de pasar por “Un vino con Guarda”, Walter Bressia vivió en el último tiempo el lanzamiento de Walter Bressia Grand Blanc 2019, un vino inspirado en la región de Chablis pero con un carácter argentino, de la región y con la propia impronta del enólogo.

Se trata del primero de todos los vinos que ha elaborado que lleva su nombre en la etiqueta. “Me enamoré de los vinos blancos europeos y franceses, son únicos, memorables, tienen charm, encanto, glamour y me parecía un sueño poder alcanzarlos. Hoy ese sueño es una realidad, por mi experiencia acumulada, por el tiempo, la fermentación, el cuidado en barrica, su cosecha…”, aseguró durante la presentación de la etiqueta.

Se trata de un vino muy exclusivo y elaborado en familia. Proviene de sus propios viñedos de Agrelo, en su Finca Marita Teresa, nombrada así en honor a su esposa. Al mejor estilo europeo, no revela sus varietales. Solo se han elaborado 3957 botellas numeradas que se comercializan a un precio de $22.000.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA

Tienda de Vinos